Lima, Perú, 30 de junio de 2020.- La pandemia no solo se expande en las ciudades, sino también en los territorios de los pueblos indígenas, donde tiene mayores y diferentes impactos sobre la vida e integridad de nuestras hermanas y hermanos que son vulnerables a cualquier tipo de enfermedad.

Han pasado más de 100 días desde que se declaró el Estado de Emergencia y estamos a puertas de que se termine el aislamiento social obligatorio nacional, y el gobierno peruano no ha adoptado medidas para garantizar la subsistencia de nuestros pueblos indígenas; por el contrario, los ha puesto en riesgo de etnocidio.

El Estado no tomó en serio su vulnerabilidad desde el principio, cuando enviaron cartas, solicitaron reuniones, hicieron pronunciamientos y le dijeron a los gobernantes que era necesario prevenir y contener el avance del coronavirus en sus territorios.

Según la Defensoría del Pueblo, actualmente, solo en la región de Amazonas, cerca de 43,000 indígenas awajún, quechua y wampís se encuentran en grave peligro por la COVID-19. Hablamos de 89 comunidades con un alto nivel de vulnerabilidad, donde se tienen identificadas oficialmente más de 3,500 personas contagiadas y 255 muertes.

Similar historia ocurre en los Andes, donde médicos de Cusco y Puno vienen alertando sobre el peligro que representa el COVID-19 ahora que es temporada de friaje, y en donde aumentan los casos de muertes por influenza o neumonía. Y es que en los Andes y en la Amazonía la situación de vulnerabilidad de los pueblos y comunidades indígenas comparte elementos comunes: elevados niveles de pobreza extrema, una promedio de desnutrición 5% por encima de la media nacional, falta de servicios básicos y carencia de centros médicos para recibir atención oportuna, gratuita y de calidad.

Es en este contexto y ante la falta de capacidad de respuesta del Gobierno para atender la crisis sanitaria en los territorios de los pueblos indígenas de la zona andina y amazónicas de Perú, que el pasado 29 de mayo, ONAMIAP, con el acompañamiento técnico jurídico de EarthRights International, presentó una demanda de amparo ante el Poder Judicial de Lima.

Esta acción legal ha sido dirigida contra el Ministerio de Cultura, el Ministerio de Salud, el Ministerio de Educación, el Ministerio de Economía y Finanzas, el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social, y la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), por vulnerar y poner en riesgo los derechos a la vida, la integridad, la salud, la identidad étnica, la educación, a la igualdad, al derecho a la libre determinación y a la participación, como consecuencia de la falta de políticas y medidas adecuadas, oportunas y eficaces, con enfoque étnico cultural y de género en el marco de la pandemia COVID-19.

El 27 de junio hubo recepción de la constancia de la presentación de la demanda de amparo, y esto es solo el primer paso de todas las acciones legales que se realizarán para lograr que el Poder Judicial le ordene al Gobierno que atienda adecuada y eficazmente a nuestros pueblos indígenas de la zona andina y amazónica de Perú, garantizando la implementación efectiva y transversal del enfoque de intercultural y de género.

Con esta demanda, también se denuncia que en el Perú no existe la institucionalidad indígena dentro de la estructura del Estado. Esto, a pesar de que los pueblos indígenas representan el 25% del total de la población peruana. El Ministerio de Cultura, una de las entidades demandadas, a pesar de ser el ente rector en materia indígena del Ejecutivo, no representa la institucionalidad indígena y esto se ha hecho más evidente en el contexto de la pandemia, donde era fundamental una respuesta inmediata y efectiva. Por ello, urge que se readecúen los mecanismos existentes para garantizar la participación indígena, y con ello se garanticen sus derechos individuales y colectivos.

Desde ONAMIAP y EarthRights International reafirmamos “nuestro compromiso con las luchas de nuestras hermanas, hermanos y pueblos que hoy enfrentan esta crisis sin siquiera ser visibles en las estadísticas del Estado. Es por ellas y ellos que hoy levantamos nuestras voces y hacemos que éstas también suenen en los tribunales. El camino es largo, pero ya se dieron los primeros pasos. Somos mujeres indígenas en resistencia.”

 

Contacto:

Piero Meza
Coordinador de Comunicaciones, EarthRights International
+51 941 471 960
piero@earthrights.org

mine_and_ever-expanding_dump_01.jpg