Empresa petrolera GeoPark desistió de operar en territorios indígenas Wampis y Achuar

Home / Media Release / Empresa petrolera GeoPark desistió de operar en territorios indígenas Wampis y Achuar

Empresa petrolera GeoPark desistió de operar en territorios indígenas Wampis y Achuar

Kanús y Kamkaim, Lima, Perú, 17 julio 2020.- El 16 de julio pasado, Petroperú comunicó el retiro irrevocable de Geopark del contrato de licencia que había suscrito en el año 2016 para la exploración y explotación de crudo ligero en el Lote 64. Celebramos esta decisión que se da luego de la larga lucha de la Nación Wampís y el Pueblo Achuar, así como de las diversas denuncias públicas y las acciones legales y administrativas realizadas por el Gobierno Territorio Autónomo de la Nación Wampis (GTANW), con el apoyo y asesoramiento de EarthRights International y Perú Equidad. 

El Lote 64 se encuentra en el Distrito de Morona, Provincia de Datem del Marañón de la Región de Loreto. Este lote petrolero se ubica entre el territorio indígena de la Nación Wampis y Achuar, en medio de la Amazonía peruana que representa el pulmón del mundo. Para las 85 comunidades que conforman el GTANW y las 45 representadas por la Federación de la Nacionalidad Achuar del Perú (FENAP), la explotación del Lote 64 implica un grave impacto en su territorio, en sus cosmovisiones, sus medios de vida y viola su derecho de pervivir física y cultural, y de libre determinación. 

En el 2013, Petroperú obtuvo a su favor el control total del Lote 64 y entre el 2014 y 2016PeruPetro cedió el 75% de su posición contractual a favor de GeoPark Perú S.A.C (en adelante GeoPark). Es decir, con este acuerdo, los titulares de la concesión del Lote 64 eran Petroperú, con el 25%, y GeoPark, con el 75%. 

A partir de entonces, Petroperú y la empresa GeoPark realizaron diversas acciones legales y públicas para obtener la aprobación de su Estudio de Impacto Ambiental (EIA-D), lo cual les permitiría, de forma inmediata, iniciar con las actividades de explotación del petróleo. 

Frente a estas decisiones arbitrarias, unilaterales e inconsultas tomadas por el Estado peruano junto a Petroperu y la empresa GeoPark, la Nación Wampis y el pueblo Achuar realizaron diversas acciones legales para defender sus territorios, conservar la biodiversidad y la recreación de la vida en ellos. Además, tuvieron que lidiar con contra las intenciones de divisionismo empujadas por la empresa queriendo resquebrajar los tejidos comunales.

Con la asesoría legal y técnica de Perú Equidad  y EarthRights International, el GTANW, presentó diversos escritos con observaciones técnicas al Estudio de Impacto Ambiental Detallado (EIA-D) del proyecto de explotación de Desarrollo del Área Noroeste (Situche Central) del Lote 64 presentado por Geopark al Servicio Nacional de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles (SENACE). Entre otras cosas, la instalación de la oficina de participación ciudadana de GeoPark al costado de la Base Militar Sargento Puño, la omisión de informar la existencia del pueblo indígena Wampis y Achuar, la falta de información sobre los impactos ambientales, entre otras graves observaciones. Posteriormente, el GTANW logró que SENACE reconociera a la Nación Wampis como “terceros interesados” en el proceso de Evaluación del EIA-D. Este reconocimiento constituyó un precedente importante, dado que antes no se había reconocido a ningún pueblo indígena como parte dentro de este tipo de procesos. Similares acciones llevaron adelante FENAP con el asesoramiento del Instituto Internacional de Derecho y Sociedad- IIDS. 

Después de diversos cuestionamientos realizados por el GTANW, la FENAP y diversas instituciones del Estado, SENACE señaló que el EIA-D presentado por GeoPark tenía aproximadamente 130 observaciones técnicas que no habían sido subsanadas a tiempo. Por esta razón, GeoPark tuvo que presentar su desistimiento del proceso, y mediante Resolución Directoral Nº 00098-2019-SENACE-PE/DEAR del 18 de junio del 2019, SENACE aceptó su decisión. Con ésta decisión, la empresa se encontraba en situación de “fuerza mayor” por falta de aprobación del EIA-D. 

En julio del 2020, en el marco de la pandemia por la COVID-19, la empresa GeoPark, pese a no estar realizando actividades de explotación y por ende a no encontrarse eximido de observar las restricciones impuestas por el gobierno, habría trasladado a sus trabajadores por territorio Wampís, situación que fue alertada por el GTANW, aunque no generó ningún cambio en el comportamiento de la empresa y sus trabajadores. Por ello, y después de recibir constantes reportes de las comunidades sobre la presencia de trabajadores de GeoPark en su territorio, el GTANW presentó una denuncia penal en la vía de prevención del delito contra los funcionarios y representantes de la empresa GeoParK para que las autoridades peruanas investigaran la situación. 

El GTANW, junto a sus asesores legales y técnicos, reciben con satisfacción la decisión de la empresa GeoPark de retirarse irrevocablemente del Lote 64, y seguirán alertas frente a cualquier proyecto extractivista que se quiera realizar en su territorio, monitoreando y exigiendo la garantía y protección de sus derechos territoriales y culturales. 

El GTANW reafirma su compromiso de seguir defendiendo su territorio, el medioambiente y la naturaleza, y su deber de proteger y exigir el respeto por una Amazonia integra ante el avance rapaz de la pandemia del extractivismo. Además, la defensa constante del territorio se hace como un legado vital para las generaciones futuras y busca asegurar el caminar o navegar por el proyecto colectivo de vida Wampís del tarimat pujut (o buen vivir) interpelando las formas convencionales del desarrollo y planteando otros paradigmas más justos.

Para conocer más de este caso por parte de líderes Wampis y Achuar, junto a sus asesores legales, te invitamos a participar de la conferencia de prensa que se dará este miércoles 22 de julio a las 10:00 AM por Zoom.